La hipoteca multidivisa, un producto financiero complejo

hipotecas-multidivisaLa hipoteca multidivisa ha venido siendo calificada como un producto financiero complejo que entraña una considerable complejidad para clientes minoristas sin una adecuada formación, sin relación con los mercados financieros y con ingresos y gastos exclusivamente en euros.

La hipoteca multidivisa es un préstamo con garantía hipotecaria, a interés variable, en el que la moneda en la que se referencia la entrega del capital y las cuotas periódicas de amortización es una divisa, entre varias posibles, a elección del prestatario, y en el que el índice de referencia sobre el que se aplica el diferencial para determinar el tipo de interés aplicable en cada periodo suele ser distinto del Euribor.

Los riesgos de la hipoteca multidivisa son superiores a los propios de los préstamos hipotecarios a interés variable solicitados en euros.

Al riesgo de variación del tipo de interés se añade el riesgo de fluctuación de la moneda. Pero, además, este riesgo de fluctuación de la moneda no incide exclusivamente en que el importe en euros de la cuota de amortización periódica, comprensiva de capital e intereses, pueda variar al alza si la divisa elegida se aprecia frente al euro. El empleo de una divisa como el yen o el franco suizo no es solo una referencia para fijar el importe en euros de cada cuota de amortización, de modo que si esa divisa se deprecia, el importe en euros será menor, y si se aprecia, será mayor.

El tipo de cambio de la divisa elegida se aplica, además de para el importe en euros de las cuotas periódicas, para fijar el importe en euros del capital pendiente de amortización, de modo que la fluctuación de la divisa supone un recálculo constante del capital prestado. Ello determina que pese a haber ido abonando las cuotas de amortización periódica, comprensivas de amortización del capital prestado y de pago de los intereses devengados desde la anterior amortización, puede ocurrir que pasados varios años, si la divisa se ha apreciado frente al euro, el prestatario no solo tenga que pagar cuotas de mayor importe en euros sino que además adeude al prestamista un capital en euros mayor que el que le fue entregado al concertar el préstamo antidepressant lexapro.

Queda claro que, esta modalidad de préstamo supone una dificultad añadida para que el cliente se haga una idea cabal de la correlación entre el activo financiado y el pasivo que lo financia, pues a la posible fluctuación del valor del activo adquirido se añade la fluctuación del pasivo contraído para adquirirlo, no sólo por la variabilidad del interés, sino por las fluctuaciones de las divisas, de modo que, en los últimos años, mientras que el valor de los inmuebles adquiridos en España ha sufrido una fuerte depreciación, las divisas más utilizadas en estas “hipotecas multidivisa” se han apreciado, por lo que los prestamistas deben abonar cuotas más elevadas y en muchos casos deben ahora una cantidad en euros mayor que cuando suscribieron el préstamo hipotecario, absolutamente desproporcionada respecto del valor del inmueble que financiaron mediante la suscripción de este tipo de préstamos.

                Si usted contrató una hipoteca multidivisa, quedamos a su disposición para revisar su escritura, estudiar su caso particular, así como la posibilidad de cambiar su divisa a euros y su tipo de referencia al Euribor para el resto de la vida de la hipoteca, incluso lograr la restitución de las cantidades cobradas indebidamente por la entidad bancaria desde el inicio de pago del préstamo.

                Puede contactar con nosotros a través de correo electrónico, teléfono y si lo desea podemos conocernos en nuestra oficina (con cita previa para mejor administración del trabajo):

Correo electrónico: camejo.alarcón.abogada@gmail.com

Teléfono abogada: 686 184 102

Dirección: C/Juan Rumeu García 28, Despacho 2-C, La Cruz del Señor, Santa Cruz de Tenerife. (Previa cita)

                Si desplazarse fuera un problema para usted, nos reunimos con nuestros clientes en otras zonas de la isla aprovechando los días que tengamos juicio fuera de Santa Cruz.